martes, 18 de octubre de 2011

Más de 100 mentiras...

Son muchos los temas que se podrían tratar en una entrada con este título, pero sólo uno se nos viene a la cabeza al leer Más de 100 mentiras...




Fue en 2006 cuando todo comenzó. Lhardy, comiendo un cocido madrileño junto a Joaquín Sabina, propone al cantautor la idea de hacer un musical en el que su obra fuera el hilo conductor. Joaquín rechaza la oferta, y habría que esperar 3 largos años para que cambiara de opinión y decidiera dar comienzo a la creación de una obra de producción musical con sus temas. Con el permiso de Joaquín sabina, no había más que hablar y sólo quedaba ponerse manos a la obra.

Para "jugar" con la música de uno de los más grandes del panorama nacional, hacía falta contar con los mejores. La dirección del espectáculo está a cargo de David Serrano (El otro lado de la cama), con F. Castets y Diego san José (Vaya semanita) como guionistas. En cuanto al apartado musical, Daniel García (Hoy no me puedo levantar) es el director, y cuenta con arreglistas de la talla de Jacobo Calderón, Leiva, Iván Lewis y Ernesto Millán entre otros. Entre el elenco de artistas que se encargan de representar esta obra destacamos la actuación de Guadalupe Lancho en el papel de Magdalena, Diego Paris como Manitas, Álex Barahona haciendo de Tuli y Jaime Zataraín en el papel de Juan (sustituyendo a Juan Pablo di ace en el papel protagonista).

El domingo 9 de octubre, dos componentes de No Es Nuestra Primera Vez pudimos disfrutar de las tres horas de espectáculo que nos brindaron estos artistas. Digo tres horas porque es lo que aseguraba mi reloj, pero en mi cabeza pareció mucho menos. Ese no era el momento de pensar en cómo surgió la idea del musical o cómo Joaquín había compuesto una u otra canción. Ese era el momento de sentarse en la butaca y disfrutar de la historia. Amor, asesinatos, mafias, prostitución... Fue impresionante comprobar cómo la musica del bueno de Joaquín servía para contarnos una historia que contenía todo esto, y lo más impresionante fue salir con la sensación que cada canción había sonado en el momento preciso del espectáculo. La puesta en escena es digna de admiración. Los bailes y las buenas voces servían para impresionar al público al mismo tiempo que cambiaban escenarios y atrezzo. Al comienzo de una canción nos encontrábamos en un bar de alterne, y cuando la música tocaba a su fin nos habíamos transladado a un callejón oscuro casi sin darnos cuenta.

Escuchar a Joaquín Sabina cantando provoca miles de sensaciones, pero ninguna de ellas como la de aquel domingo, en la que una docena de personas seguían una coreografía perfecta y transmitían algo nuevo... Este musical sirvió para demostrar que Joaquín Sabina no es sólo él y sus circunstancias, sino que su música y sus letras pueden servir de hilo conductor para una historia sorprendente.


Más de 100 mentiras ha recibido numerosas críticas positivas, en las que se recomienda a todo el público asistir a disfrutar de este número, y desde No Es Nuestra Primera Vez nos sumamos a la causa.


Y para los que no se conformen con el espectáculo en Madrid, aquí dejo un avance de lo que está por venir: 2013: Estreno en Buenos Aires. 2013/2014: Estreno en México D.F. 2015: Más De 100 Mentiras - La Película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada